plantamos un árbol por cada kW instalado

Llámanos:

865 572 826

nosotros plantamos un árbol por cada kW instalado

Los 6 principales falsos mitos de la energía fotovoltaica

seis-falsos-mitos-energía-fotovoltaica

En no pocas ocasiones, si hay algo que gira entorno a las instalaciones solares fotovoltaicas, sea cual sea su magnitud, es la desinformación o información equivocada.

Esto lleva inevitablemente a considerar como negativo su impacto, cuando realmente son numerosos los beneficios que este tipo de instalaciones conllevan allí donde se instalan, tanto para el entorno como para su población local.

Hoy, desde Awergy, como expertos en la materia, venimos a desmitificar algunas creencias erróneas, porque si hay algo que nos gusta es la información veraz y contrastada.

Mito 1: Puesta en peligro zonas de gran valor ecológico

Para que un proyecto fotovoltaico se materialice, se debe cumplir fundamentalmente con la normativa aplicable, así como disponer de autorizaciones administrativas necesarias por parte de organismos competentes. Para ello se contemplan una serie de requisitos y limitaciones en su desarrollo. En caso alguno se pone en peligro zonas consideradas especiales o de gran valor ecológico. Los proyectos velan por el entorno y establecen antes de su implantación medidas que compensen y cubran posibles impactos.

Los proyectos que finalmente ven la luz, contemplan y respetan las exigencias que se establecen en todo momento.

Mito 2: No generación de empleo

A contrario de lo que se cree, el desarrollo de una planta solar fotovoltaica genera un gran número de puestos de trabajo tanto de carácter directo como indirecto, lo que se traduce en enriquecimiento local de arrastre allí donde se instala.

A modo de ejemplo y como aproximación, para un proyecto de 100MW, se establece una media de entre 300 y 400 contrataciones.

Mito 3: Ocupación de gran extensión de terreno

La extensión de terreno a ocupar para el desarrollo de proyectos fotovoltaicos se encuentra delimitada por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

Este Plan establece la ocupación de una fracción mínima de suelo equivalente al 0,068% sobre su total.

Atendiendo a dicha cifra, imaginad la cantidad de terreno disponible que existe y que no se destina a este tipo de proyectos.

Mito 4: Amenaza directa biodiversidad

Lejos de generar un impacto negativo, tras la instalación de una planta solar, el suelo se transforma de manera positiva.

Ese espacio de terreno no se encuentra afecto al uso de herbicidas, ni al alcance de personas, por lo que de manera natural se preserva y recupera su equilibrio. Además, genera espacios de sombra que suponen una ¨llamada refugio¨ para muchas especies lo cual re-naturaliza el espacio existente.

Mito 5: Destrucción terreno

Ligado al anterior mito, se encuentra el mito de la destrucción del terreno.

Este tipo de instalaciones no precisan de grandes movimientos de tierra ni la realización de obras de gran magnitud. Para realizar la instalación, solamente se precisa del establecimiento de zanjas que permitan el paso de parte de su cableado, por lo que, una vez realizadas, se cubren de tierra recuperando su estado inicial.

Mito 6: generación de residuos/ contaminación

Las instalaciones fotovoltaicas están compuestas en gran parte de materiales reciclables (la mayoría de los paneles están compuestos de silicio, vidrio, aluminio y plásticos entre otros),  por lo que, una vez finalizada su vida útil, pueden tener un segundo uso tras su reciclado. Son instalaciones de naturaleza renovable, que preservan el entorno, por lo que lejos de contaminar, cuidan el medio ambiente y lo mejoran.

Photo credit

Compartir